yanchama 

fibra milenaria

La yanchama es un árbol que puede alcanzar los 30 metros, se da en los bosques húmedos tropicales, especialmente en la amazonía peruana y colombiana. La superficie de la corteza de su tronco recto es color marfil y se desprende en pedazos rectangulares. Cuando la cortan su corteza tiene exudado abundante, de color amarillo claro y se va oscureciendo al contacto con el aire.

La yanchama es una fibra milenaria que ha sido utilizada como tela y papel desde hace miles de años.

Las comunidades tikuna en el trapecio amazónico, han usado la yanchama por miles de años para hacer mantas, trajes ceremoniales y como soporte de escritos y dibujos que reflejan su simbología, historias y territorio.

La corteza se desprende en partes rectangulares sin necesidad de cortar el árbol.

Los tikuna son un pueblo de origen amerindio ubicados en el trapecio amazónico de Colombia, y en las selvas de Perú y Brasil, son más de 63.000 personas y en sus artesanías se destacan las tallas de madera y los dibujos que hacen sobre las telas de yanchama.

Con golpecitos de un maso de madera, van abriendo la fibra de la yanchama hasta dejarla del grosor deseado.

El carácter ceremonial de la mayoría de trajes y máscaras que realizan, hace que el la obtención, lavado, secado de la fibra, preparación de los tintes naturales y la posterior elaboración del diseño pintado sea una tarea colectiva que involucra a varios miembros de la comunidad. 

Los tintes naturales, las hojas, raíces, tallos y flores han servido para escribir las historias más importantes de la comunidad tikuna.

La mayoría de prendas y máscaras de yanchama se usan en la pelazón, una ceremonia que se hace con la primera menstruación de una mujer, consiste en un encierro de 3 meses a un año donde enseñan las tradiciones tikunas. En la celebración del final del encierro, a la mujer le rapan la cabeza, como símbolo de su transformación.

Victor dibujando sobre un pedazo de yanchama.

El calendario ecológico de los tikuna marca los tiempos para la siembra y tala del árbol de yanchama. El uso de la fibra se ha transmitido oralmente, por lo que es muy popular en la comunidad.

La extracción de la corteza puede hacerse incluso sin cortar el árbol, luego se alarga y estira por medio de golpes suaves, y se deja secar y blanquear al sol. Luego hacen dibujos e historias con los extractos de tintes naturales de la selva, sobre la naturaleza alrededor o los mitos del universo tikuna.

La documentación que hemos hecho de este oficio la realizamos gracias al apoyo y trabajo de Hábitat Sur y Organizmo en el Amazonas. Gracias al proyecto Construye Colombia que lideran hemos logrado contactar artesanos y sabedores de las comunidades uitoto, tikuna, yukuna, murui. Gracias a las comunidades en Leticia y sus alrededores por abrirnos sus saberes y sus palabras y permitirnos acercarnos a su cosmogonía.

 

 

Documental transmedia Los Oficios

Patrimonio colombiano.

un proyecto

Todos los derechos reservados