TEJEDURÍA EN

CAÑAFLECHA

El sombrero vueltiao

Tuchín, Sampues, Vuelta Rica, Costa Rica y Montería, Córdoba.

El territorio Zenú está asentado alrededor del río Sinú en Córdoba, en la región caribe de Colombia.

En algunas  casas de la comunidad Zenú se cultiva la cañaflecha, en otras se prepara, en otras se trenza, y en otras se cosen los sombreros. Foto @andresfvelasco

El trabajo de la caña flecha es una tradición cultural muy importante en la comunidad Zenú. El manejo de esta fibra es ampliamente conocido en la región y practicado por toda la comunidad. Ellos se reconocen como indígenas y se han interesado en conservar sus tradiciones culturales. 

El proceso de extracción de la fibra es complejo y cuidadoso. Los zenúes la secan colgada para que quede lisa. 

El sombrero vueltiao se reconoce como una pieza importante de la cultura material Zenú, y desde 2004 es reconocido como uno de los símbolos cultural de Colombia. 

La familia Pacheco y su cultivo de caña brava. Foto @andresfvelasco

El oficio de hacer SOMBREROS

Las comunidades conocen la cañaflecha desde hace generaciones. En busca de materiales para conservar semillas, recolectar frutos y conservar alimentos, se dice que se desarrolló la cestería, y en ese sentido se exploraron las diferentes materias primas que ofrecían los territorios en materia de fibras y tintes naturales.

 

Anteriormente, cada familia se reconocía por su tipo de trenza, por las pintas que realizaban y por la calidad del tejido. Con el tiempo, las comunidades se han especializado en diferentes partes del proceso, y hoy en día sólo unas pocas familias hacen un sombrero completo de principio a fin. 

Cortar, desvaritar, raspar y ripiar son sólo algunos de los procesos que se deben hacer a la fibra para prepararla.

"EL TEJIDO ES UNA LABOR FAMILIAR"

Adultos, jóvenes y niños hacen parte de la labor de la cañaflecha. Los días pasan ocupados y conversados alrededor de las fibras y las trenzas. 

Para hacer un sombrero se necesitan al menos 15 trenzas que se cosen. Cada trenza puede tener entre 15 y 31 líneas de fibras. 

El artesano que teje la trenza es quien define el diseño principal del sombrero. Pues es quien decide en cuantas partes se divide la fibra, y cuantas fibras blancas y cuantas negras van. Por lo general, el sombrero vueltiao se caracteriza por la armonía entre las fibras blancas y negras, así como por los diseños de las pintas, pequeños dibujos que tienen su significado. 

Anteriormente, las pintas representaban objetos de la vida cotidiana como el pilón o el abanico, animales como la lechuza, pintas para la luna nueva, o las estrellas de las tres marías, así como para algún tipo de flor o el nombre de algún personaje famoso de la localidad. Hoy en día los artesanos más creativos hacen sus propios diseños sobre objetos y espacios de la vida moderna, como el chuzo o la casita.

869A2955.jpg

A pesar de ser un elemento altamente reconocido en todo el país el tema del comercio justo en este oficio es  difícil de encontrar. Casi todos los artesanos trabajan por muy poco dinero, teniendo que comercializar su trabajo en condiciones muy difíciles.

869A2701.jpg

Siempre que vayas a comprar una artesanía intenta conseguirlo de la mano más cercana a los artesanos que la construyeron.

Este oficio lo documentamos por encargo para el Museo del Oro del Banco de la República, y sus contenidos hacen parte de la Exposición permanente del del Museo del Oro de Cartagena que se va a inaugurar en 2020. En esta fecha podremos compartir más contenidos y videos producidos en este proyecto.

 

 

 

 

 

​Documental transmedia Los Oficios.

Patrimonio colombiano.

un proyecto

Todos los derechos reservados

Mochilas arhuacas