PARTERÍA AFRO

Buenaventura, Valle del Cauca

Las zoteas son sembrados de plantas medicinales que se construyen levantadas del piso para protegerlos de las plagas.

La relación con las plantas medicinales es una constante en las prácticas de partería en la comunidad afro de Buenaventura. Plantas para hacer bebidas, plantas cocinadas y maceradas en las botellas curadas, tabaco y vahos en los pringues, masajes con aceite de plantas, son sólo algunas de las maneras de relación entre las parteras, las embarazadas y las plantas.

Las situaciones y enfermedades durante los embarazos tienen que ver con condiciones físicas, pero también con energías y rezos que se hacen a la embarazada y el bebé en camino. 

Los saberes de la partería han pasado de generación en geración desde tiempos milenarios. Los partos y su cuidado estuvo en manos de las mujeres por miles de años, antes que la medicina incorporara los protocolos que conocemos hoy en día para los partos en las clínicas. Las mamás, hermanas, tías, abuelas, fueron quienes guiaron a todas las madres en el proceso de embarazo y parto, y también en los primeros cuidados del bebé.

 

Ciertas propiedades en algunas plantas las hacen más propicias en un momento u otro del embarazo. También depende la forma de presentación de la planta según el tipo de uso que se necesita.

El alambique es el artefacto por medio del cual se destila la bebida de caña para hacer biche, con este se hacen las preparaciones de las botellas curadas

.

El oficio de ser partera

El oficio de la partería fue reconocido como patrimonio inmaterial del país en octubre de 2016, gracias al trabajo constante de grupos de mujeres que se han esforzado en mantener prácticas de autocuidado y respeto en mujeres parturientas a lo largo y ancho del Pacífico colombiano, donde la oferta de salud institucional no alcanza a cubrir la geografía.

Muchos cuidados y prácticas están relacionadas a la partería, pero los más importantes están relacionados a dar seguridad a la parturienta y a su bebé para el momento del parto. Las mujeres afro dicen que el embarazo es un extremo de calor en el organismo, y que con el parto y la dieta, el cuerpo de la embarazada puede recuperar su equilibrio. Es por esto que los principales cuidados tienen que ver con hacer balances de frío y calor en el cuerpo.

Las botellas curadas son preparaciones de plantas medicinales, panela, especias y biche, que se dejan fermentar por al menos 8 días antes de consumir.

"EL PARTO ES EL PASO DE LA VIDA A LA MUERTE"

Las doñas, parteras, o comadronas son las mamás y las abuelas de muchos al haberlos recibido de sus manos. Ellas son reconocidas en su comunidad, y son ellas quienes cuidan el bienestar de gran parte de ella. A pesar que muchas veces no hay pagos económicos respecto a sus servicios, ellas dispuestas cuidan de la embarazada y el bebé desde que está en camino.

Con masajes de aceites y con el tacto, una partera es capaz de identificar el sexo de un bebé, o la posición en la que se encuentra. También conocen maniobras que con delicadeza y precisión pueden reasignar la posición del bebé o estimular los movimientos del preparto.

 

Las parteras de Buenaventura también hacen uso de la campanilla de pino para escuchar el corazón del bebé cuando aún está adentro de la panza.

 

La campanilla de pino es usada para escuchar al bebé dentro de la barriga.

Nacer de manos de una partera es la historia de una gran parte de los colombianos de las zonas rurales de nuestro país. Esta práctica es un motivo de orgullo para la comunidad afro y todos los que de alguna manera nos hemos visto beneficiados por estos saberes.

Las botellas curadas son remedios para hombres, mujeres y niños y tienen múltiples usos según el momento del embarazo o parto.

Es importante que este oficio se salvaguarde y fortalezca para las generaciones de hoy y mañana, el uso de las plantas para el bienestar y cuidado de la salud debe extenderse a todos los momentos de la vida.

DSC01021.jpg

La combinación de plantas depende de cada preparación: pipilongo, anamú, ortiga, hierba de la virgen, nacedera son algunas de las plantas medicinales que usan las parteras en el pacífico colombiano.

Este oficio lo documentamos por encargo para el Museo del Oro del Banco de la República, y sus contenidos hacen parte de la Exposición temporal Partería afro: saber ancestral y práctica viva, una exposición del Centro Cultural del Banco de la República en Buenaventura.

 

Este proyecto fue posible gracias a la comunidad de parteras de Buenaventura, y en especial a las mujeres de Asoparupa que con su perseverancia y resistencia han logrado el reconocimiento y transmisión de saberes sobre sus prácticas.

un proyecto

Todos los derechos reservados