tejedoras Arhuacas

Resguardo Katanzama, Magdalena

Resguardo indígena arhuaco ubicado entre el río Palomino y Don Diego en los limites de Magdalena y la Guajira. Este espacio garantiza la salida al mar, que habían perdido por los avances de la propiedad privada, y que es de vital importancia para hacer ofrendas y pagamentos. 

Resguardo Katanzama, Magdalena.

La cultura arhuaca es uno de los patrimonios más preciados que tenemos los colombianos. Entrar en una de sus comunidades es volver a lo básico, a lo que verdaderamente importa. Su fuerza cultural y su conexión espiritual con la naturaleza los ha mantenido fuertes ante los embates de la vida moderna.

Uno de los oficios que ha perdurado en el tiempo gracias a la tradición oral es el tejido de mochilas. Este saber es el resultado milenario de una conexión e interacción con las plantas y los animales. La mochila no es solo un objeto utilitario sino que sirve como medio de comunicación. A través de sus diseños cuentan su historia y las representaciones que hacen de la naturaleza. 

Tejer una mochila es un trabajo que tarda, entre la obtención de la materia prima hasta poner la gasa o correa  por lo menos 3 meses. La mujer arhuaca va tejiendo a medida que desempeña muchas otras actividades durante el día. 

"TEJER ES ESCRIBIR LOS PENSAMIENTOS"

La gasa es la correa que lleva la mochila para colgar en el hombro.

Tejer es una de las actividades más importantes para la mujer arhuaca, a través del tejido la mujer expresa sus sentimientos y contribuye de manera importante en la economía de las familias y comunidades. Es difícil que una mujer adulta recuerde cuantas mochilas ha tejido. 

Las madres son las encargadas de transmitir a las niñas el significado del tejer. A los 7 años las niñas arhuacas empiezan a tejer su primera mochila. Las mochilas arhuacas representan la madre tierra, una madre contenedora en forma de útero.

Gracias a la tradición oral Colombia es un país rico en saberes ancestrales.

 La mochila es una identificación indígena, es la máxima representación de la cultura arhuaca, el que no porte su mochila se dice que está perdiendo su identidad.

Los hombres llevan hasta tres mochilas. Una para sus objetos personales, otra para las hojas de coca y otra para sus implementos de viaje.

Para los colombianos la mochila arhuaca es un símbolo nacional, una conexión con lo ancestral. Quienes tenemos una mochila tenemos en nuestro poder un elemento cargado de valor y sabiduría.

Algunos de los significados de los diseños en las mochilas. 

Este oficio lo realizamos gracias al apoyo de Wirakoku, fundación arhuaca que se dedica al diseño y comercialización de auténticas mochilas arhuacas que se inició en 2007 con el propósito de promover la comercialización justa de las mochilas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Documental transmedia Los oficios.

Patrimonio colombiano.

un proyecto

Todos los derechos reservados