FILIGRANA DE MOMPOX

Santa Cruz de Mompox, Bolívar

Esta ciudad fue declarada monumento nacional en 1959 y Patrimonio de la humanidad de la UNESCO en 1995. El estado de conservación de sus calles y casas le ha ganado el mérito de una de las ciudades más bellas de Colombia.

Ubicado en la depresión momposina, el río Magdalena rodea con su brazo la ciudad de Santa Cruz de Mompox.

Desde su fundación hace más de 500 años, Mompós o Mompox ha sido reconocido como un puerto orfebre, por la calidad de la joyería que allí se desarrolla. ​Se dice que en Ciénaga de Oro, otro de los focos de la filigrana del territorio, la gente encontraba pepitas de oro dentro de las gallinas, pues la lluvia bajaba el oro de las montañas en forma de pepitas, y a veces hasta estatuillas o barrilitos fabricados por las comunidades prehispánicas.

En Mompós, Montería y Ciénaga de Oro, pequeños e importantes talleres han creado las joyas de filigrana más hermosas de los últimos tiempos.

Desde los tiempos prehispánicos las culturas locales han trabajado el oro, y han creado el efecto de la filigrana a partir de lo que hoy conocemos como técnica de la falsa filigrana. Luego con la colonización, el oficio se perfeccionó con la técnica hispano árabe de la filigrana.

Hoy en día se trabaja principalmente la plata, ya que el oro es un material muy costoso.

El oficio de hacer JOYAS DE FILIGRANA

La filigrana ha sido originariamente realizada por los hombres, debido a la alta exigencia física que se requiere para convertir el material en hilos, Grandes poseedores y maestros de este oficio han enseñado y formado generaciones de especialistas en filigrana.

 

En Ciénaga de Oro grandes maestros de la filigrana formaron generaciones de orfebres. Flor Trespalacios hija de Guillermo Trespalacios, gran eminencia de la filigrana momposina cuenta que antes de aceptar a cualquier joven como aprendiz, su padre le hacía la prueba de cuajar el agua. Esta prueba consistía en batir una olla con agua en el pleno sol momposino por más de 5 horas. Sólo aquellos que batían sin parar y sin quejarse, eran los elegidos para entrar a su taller y aprender de sus manos este oficio.

La técnica de la filigrana es tan exigente, porque se requiere convertir el material en hilos, que luego serán entorchados para armar las pequeñas piezas.

"LA FILIGRANA se hace con hilos"

El proceso de la filigrana inicia con la inspiración para una pieza, y a grandes rasgos pasa por muchos pasos como el dibujo y diseño, la consecución del material, el fundido, martillado, hilado, entorchado, armado de molde, armado de relleno, acabados finales y limpieza, además de todas las soldaduras, tiempos de espera y cuidados que el trabajo con un material metálico exige.

El soplete o fuelle, el uso de altas temperaturas y procesos extremos son clave, para un orfebre generar piezas delicadas y sutiles.

El grosor de la hebra depende del gusto de cada quien. Así como los diseños. Algunas veces son inspiración del joyero o a veces van de acuerdo a lo que la gente les pide.

El herrero es clave en la vida de un orfebre, cada pinza, tenaza o tijera es fundamental para lograr el armado de las piezas.

Muchas mujeres han crecido con el oficio, pero sólo unas valientes se han dedicado a su labor, comercializando las piezas y en algunos casos gestionando  talleres de orfebres dedicados al arte de la filigrana.

Fue Magaly Romero de Herrera, la primera en decir a su marido "tu quédate con el oro, que yo voy a incursionar a la plata". 

869A5071.jpg

El taller del orfebre es principalmente la mesa, donde se guardan los múltiples elementos que se requieren para el oficio.

Una pieza de filigrana de Mompox es un joya de valor cultural y simbólico. 

Es importante que este oficio se salvaguarde y fortalezca para que las generaciones de hoy y mañana, veamos en la construcción de tambores un trabajo digno y un oficio con representación cultural.

_DSC0678.jpg

La estética de las piezas como las modas ha cambiado y evolucionado. Antes se valoraba mucho el aire en los diseños, pero hoy en día la mayoría de rellenos cubren todo el espacio de la pieza.

Este oficio lo documentamos por encargo para el Museo del Oro del Banco de la República, y sus contenidos hacen parte de la Exposición permanente del Museo del Oro de Cartagena que se va a inaugurar en 2020. En esta fecha podremos compartir más contenidos y videos producidos en este proyecto.

 

​Documental transmedia Los Oficios.

Patrimonio colombiano.

un proyecto

Todos los derechos reservados